Alicia, en el país de las maravillas
421
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-421,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.7,vertical_menu_enabled,paspartu_enabled,menu-animation-line-through,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
  • Alicia en el país de las maravillas
  • Alicia en el país de las maravillas

Alicia, en el país de las maravillas

En el proceso de restauración de esta descalzadora sucia, vieja y con carcoma he dedicado muchas, muchas  horas de trabajo, esfuerzo, cariño y entusiasmo, por eso me hace mucha ilusión llamarla Alicia, este es el nombre de mi doctora, una mujer a la que admiro y respeto profundamente. Al igual que yo, ella es una mujer que se entrega a su trabajo y donde otros sólo ven pacientes ella ve a personas cuyos sueños y proyectos se ven truncados por problemas de salud. Gracias a ella he podido volver a llevar a cabo este proyecto que tantas alegrías me da, ponerle su nombre a uno de mis trabajos es lo mínimo que puedo hacer.